jueves, 17 de noviembre de 2016

OBRA DE DIOS


De David Javerbaum
Versión de Elio Marchi

“An act of God” fue estrenada en Broadway en mayo de 2015 con Jim Parsons (Sheldon Cooper en “The Big Bang Theory”), posteriormente en Los Angeles y nuevamente en Broadway en marzo de este año, interpretada por Sean Hayes (Will and Grace). En ambos casos se convirtió en uno de los sucesos más grandes de ambas temporadas.

En esta oportunidad y bajo el título de “Obra de Dios”, ya se está preparando para estrenar el 6 de enero 2017 en el teatro Maipo, en versión de Elio Marchi y con la interpretación de Humberto Tortonese (Dios), acompañado por Roberto Peloni (el arcángel Miguel) y Agustín Corsi (el arcángel Gabriel), bajo la dirección de Gustavo Zajac. Los diseños de escenografía e iluminación pertenecen a Gonzalo Córdova y el vestuario es de Renata Schussheim mientras que los videos son realización de Sebastián Pessaq, las fotos de Machado Cicala Morassut y la prensa y difusión de Raquel Flotta Prensa y Comunicaciones. Esta temporada se extenderá únicamente por 12 semanas, finalizando el próximo 2 de abril.

En “Obra de Dios” -una adaptación que el mismo David Jaberbaum realizó sobre una serie de Twits de su cuenta @thetweetOfGod – el Todopoderoso baja a la tierra y elige un teatro –en este caso el Maipo-  desde donde dictará a su pueblo elegido los “Nuevos Diez Mandamientos”, dado a que considera que los anteriores ya están pasados de moda. Como para hacerlo directamente y sin intermediarios necesita corporizarse, utiliza para tal fin a Humberto Tortonese –a quien considera el más apropiado por sus cualidades como comunicador- poseyendo su cuerpo, voz y personalidad y entablar así un desopilante relación con la platea, asistido por Gabriel y Miguel, sus dos “hombres alados” como Él prefiere llamar a los arcángeles. También aprovechará la oportunidad para develar algunos misterios de la Creación y explicar varios “errores” de traducción en la Biblia, que llevaron a la gente a creer –por ejemplo- que le pidió a Noé que pusiera dentro del Arca a una pareja de animales de cada especie, cuando a todas luces eso hubiese sido imposible por una simple cuestión de espacio. O sobre lo que él considera su máxima creación, que fueron Adán y Seba a quienes por culpa de la serpiente tuvo que convertir luego en Adán y Eva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada