lunes, 14 de noviembre de 2016

Critica. AGRIPPINA por Maria Buscaglia

Quitarle a una ópera seria, clásica la solemnidad y mantener su esencia de arte mayor, desarrollar un tema histórico desde la  perspectiva de nuestro tiempo y a pesar de todo mantener la exquisitez de ese mundo mágico, es para el espectador un placer difícil de olvidar. 
De más está ponderar la brillante ópera de Händel, estrenada en Venecia en 1710 con un éxito tan extraordinario que debió ser ofrecida por 27 noches consecutivas.
La puesta de Ignacio González Cano es inmejorable y da marco a las excelentes interpretaciones , tanto en las áreas como en la actuación, de todos los personajes.
La escenografía como los subtítulos, excelentes e innovadores.
Un párrafo aparte para la excelencia y virtuosismo de la orquesta, dirigida con solvencia por Carlos David James, y para las actuaciones de Rocío Giordano (Agripina), Walter Schwarz (Claudio) y Oriana Favaro (Poppea).
Los lunes de Noviembre se puede disfrutar de este maravilloso espectáculo en el teatro Picadero.


                                                                                                                                     María Buscaglia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada