jueves, 3 de noviembre de 2016

Lluvia y Arociris


(un amor de pelicula)
                                                                                                  de Gabriel Patolsky




Margo, es un actor transformista que esta cerca de los 50 años. Atrás quedaron sus éxitos. Hoy monta un show de transformismo en un pub de mala muerte, pero con el glamour y estilo que lo caracterizó siempre. Las grandes divas de Hollywood viven en él; su camarin se convirtio en su mundo. El humor ácido y escéptico que lo caracteriza se contrasta con su superficial e ingenuo asistente, Norman quien vive enamorado de la vida y sueña con el “final feliz”. Margo está convencido que el amor no es para él, que el amor es cosa de las películas, pero irrumpe en su vida Tim, un inocente y vital joven de veinticinco años que lo llevará a vivir una historia de amor y tragedia, construida con las frases más famosas de la historia del cine.


La obra es además una representación de la vida gay en los ‘90s en Buenos Aires. Un mundo en el que la represión de la dictadura, de alguna manera,  todavía existía, a pesar de estar en un país democrático. “Lluvia y Arcoiris” es mucho mas que una historia de amor, es un alegato contra la discriminación, el ocultamiento y la mentira, los verdaderos causantes de la tragedia que en ella encierra.

Una obra que dibuja una época muy particular de la Argentina, contada en tono de melodrama, con toques de humor y exquisitez en sus textos y situaciones. Y que resalta las diferencias y el crecimiento de la sociedad argentina actual en materia de aceptación del otro mas allá de su condición sexual




Autor
Gabriel Patolsky

Actúan
Luis Podestá
Federico Prado
Diego Crevacuore

Vestuario
Luis Podestá
Diseño de Iluminación
Marcelo Roitman / Patricio Barbaresi
Fotografía y Diseño Grafico
Fuentes2Fernandez
Diseño de Escenografía
Marcelo Roitman
Realización Escenográfica
María Corpus Maidana


Música Incidental
Gaby Goldman

Producción General
Patolsky & Roitman

Puesta en Escena y Dirección General
Marcelo Roitman




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada