lunes, 14 de noviembre de 2016

Critica PRINCESAS ROTAS por Maria Muscaglia

Todas las mujeres, en todas las épocas y en algún momento, sobre todo en la niñez o adolescencia, soñamos con ser princesas.  No siempre es fácil concretar los sueños y , en nuestra sociedad siendo mujer, mucho más difícil.  Desde no reconocer, en la antigüedad, el alma de las mujeres hasta la necesidad de manifestar con el slogan "Ni una menos", la mujer debió recorrer un largo camino plagado de injusticias y frustraciones que aún continua gracias a su perseverancia.

Esto lo pusieron de manifiesto Marcela Guerty y Paula Rementería, autoras de "Princesas Rotas", de una manera contundente pero lejana de toda solemnidad, en la que los personajes dan cuenta de forma eficaz su condición de sometimiento.

La puesta que hace Ezequiel Comeron da cuenta de ésto y potencia con gran despliegue escénico entre irónico y absurdo, esta triste situación.

Un barco anclado en el puerto de Buenos Aires oculta un taller clandestino de confección de ropa con 3 mujeres y un transexual,  explotados por una "dueña" especulativa, autoritaria y cruel.

Las cosas se van complicando y una a una, incluida la explotadora, van contando sus dramas y angustias de una forma tragicómica.

La música, las canciones y la coreografía dan a esta obra momentos interesantes sin dejar de lado la denuncia, sobre todo al final cuando se dan datos precisos de estos ilícitos en nuestro país.

Muy buenos los recursos audiovisuales que completan las muy buenas interpretaciones de los actores.

Vale la pena verla y, más allá de pasar un momento entretenido, no olvidar lo que está sucediendo cerca nuestro y que no sabemos o no queremos ver.

Galpón de Guevara. Viernes 23 hs.


Maria Buscaglia


                                                                                                                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada