martes, 1 de noviembre de 2016

Critica DAME OTRA VIDA por Maria Buscaglia

Una cárcel de Texas, como fondo y recuerdo la Guerra de Malvinas y la espera de una ejecución que se prolonga indefinidamente hacen de la vida de Tomás Fernández una pesadilla.   A esto se suma la dominación que ejerce sobre él el Subprefecto Stevens.
La obra de Daniel Goytía muestra convincentemente una dolorosa cercanía a la realidad:  las secuelas de la guerra, el autoritarismo, el sometimiento, la locura, las bajezas humanas.
Marcelo Roitman, el director, las remarca y potencia dándole a las escenas los tiempos precisos para crear un clima sofocante y movimientos justos para que el espectador no pierda interés en ningún momento.
La escenografía y la iluminación aportan la sensación de frialdad despersonalizada de cualquier oficina que,  sumadas a la resolución del tránsito por pasillos inexistentes pero inteligentemente sugeridos con el desplazamiento de los actores, dan el toque necesario para completar la calidad de la obra.
Muy bien Sergio Romero como Tom Fernández.
Excelente la composición de Néstor Villa dando vida al Subprefecto Stevens.
Y como corolario:  un final inesperado que sorprende y conmueve.
Recomendación:  vaya a verla.


                                                                                                 Maria Buscaglia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada