viernes, 22 de julio de 2011

TEATRO SAN MARTÍN EL BURGUÉS GENTILHOMBRE


           
Se estrena en la Sala Martín Coronado, la obra de Molière, con versión y dirección de Willy Landin

Hoy a las  20.30 se estrena, en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530), El burgués gentilhombre de Molière, con traducción, versión y dirección de Willy Landin.
El elenco está integrado por Enrique Pinti, Lucrecia Capello, Gustavo Garzón, Andrea Bonelli, Liliana Pécora, Pacha Rosso, Mariano Mazzei, Hernán Jiménez, Diego Mariani, Heidi Fauth, Roberto Peloni, Gustavo Masó y Hernán Boglione. Los bailarines son Manuel Coggiola, Rocío Mercado, Amalia De Camillis, Ariel Franci-Lessing, Sebastián Codega, Nicolás Miranda, Leo Robaglio y Lucas Coria. Los músicos son Ricardo Pereyra, Florencia Stabilini, Mercedes Martínez, Gabriel Illianes, María Gabriela Areal Vélez, Julia Bolonci. Los cantantes son Damián Ramírez/ Adriano D´Alchimio. Los servidores de escena son Gonzalo Amor, Gisel Gainsborg, Mariano Llona, Germán Crivos, Agustín Manoukian y Paula Duque.
En cuanto a la producción audiovisual del espectáculo, la dirección técnica es de Gonzalo Pérez, la dirección de fotografía de Rodolfo Cielinski y Rodolfo Del Prado y el diseño y realización de Martín Gómez y Héctor González.
La asistencia artística es de Alejandro Marconi, la coreografía de Elizabeth de Chapeaurouge, la música original y arreglos musicales de Gabriel Chwojnik, la iluminación de Miguel Morales y Willy Landin, y el vestuario y la escenografía del mismo Landin. 

Las funciones se realizarán de miércoles a domingos a las 20.30.
Platea $60.- Pullman $40.- Miércoles, día popular $30.-

“La obra narra la historia de un burgués del siglo XVII que busca ser aceptado en la corte. Para lograrlo, tratará de copiar y estudiar todas las maneras de la época apelando al poder que le brinda su dinero.
Más de trescientos años luego del estreno estamos contando la vida de lo que hoy llamaríamos un ‘nuevo rico’, preocupado por mostrar y aparentar todo lo necesario para ser aceptado por la ‘élite’.
Podemos ver que la estupidez humana no ha perdido vigencia, y que el magistral retrato que hace Molière de este personaje es de una inquietante actualidad. Quizás sea ésta la razón por la que nos decidamos a poner nuevamente en escena esta pieza, para que una vez más el preciso espejo del autor (ese espejo de sastre, que nos muestra costados que nos pertenecen, pero que rara vez observamos), nos sirva para que aprendamos, como él proponía en esa época, a ‘corregir nuestras costumbres, riendo’.”                                                                                           
                                                                                                                  Willy Landin

La actualidad y “modernidad” de esta pieza de 1670 escrita para Luis XIV e inscripta originalmente dentro del género de la comedia-ballet, será realzada por una versión contemporánea, a la manera del trabajo realizado en 2008 con Las mujeres sabias, y por la utilización de tecnología multimedia de última generación.

El burgués gentilhombre fue estrenada en la Sala Martín Coronado en 1982, dirigida por José María Paolantonio, con un elenco integrado por Osvaldo Terranova, Graciela Araujo, Alicia Berdaxagar, Leopoldo Verona, Elena Tasisto, Rita Terranova, Hugo Soto, Alfonso De Grazia, Osvaldo Bermúdez, Horacio Roca, Juan Carlos Giannuzzi, Osvaldo Tesser, Santángelo, Antonio Ugo, Néstor Ducó, Alicia Bellán y Livia Fernán.

Molière
Nacido en 1622, Jean-Baptiste Poquelin, conocido como Molière, es uno de los grandes del teatro clásico francés del siglo XVII junto a Pierre Corneille y Jean Racine. Hijo de un rico tapicero de París, fue al colegio de jesuitas de Clermont y comenzó estudios en Leyes.
Enamorado de la actriz Madeleine Béjart, abandonó familia y estudios y se unió a la compañía de los Béjart, fundando con ellos L’Illustre Théâtre, con el que viajó a provincias (1643-1658), adquiriendo valiosas experiencias como actor y autor. En 1658 la compañía dio el salto a París. El rey Luis XIV permitió a Molière establecerse en el Petit Bourbon, el teatro de los comediantes italianos.
El éxito de dos de sus comedias (El atolondrado o los contratiempos y El despecho amoroso) decidió a Molière a continuar por el camino de la comedia y a abandonar el terreno trágico, en el que aventajaba la compañía del Hôtel de Bourgogne, especializada en Corneille. Después del estreno de Las preciosas ridículas (1658) y Sganarelle o el cornudo imaginario (1660), la compañía, que gozaba ya de gran popularidad y del favor de la corte, se instaló en el Palais Royal. A partir de entonces, la vida de Molière transcurrió bajo la influencia y protección del Rey Sol y tuvo los altibajos de las constantes intrigas palaciegas. El autor sufrió la censura de la Iglesia, de los nobles y de los funcionarios reales por empeñarse en sus obras en satirizar los vicios de la corte.
Después de uno de sus pocos fracasos -el drama heroico Don García de Navarra-, estrenó sus comedias de caracteres y costumbres que expresan su genio como comediógrafo: La escuela de las mujeres, Tartufo (estrenada en 1986 en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín, dirigida por Roberto Cossa), El misántropo (estrenada en 2002 en la Sala Martín Coronado, con Jacques Lassalle como director invitado), George Dandin, El avaro (estrenada en 1996 en la Sala Martín Coronado, dirigida por Juan Carlos Gené), Las mujeres sabias (estrenada en 2008 en la Sala Martín Coronado, dirigida por el mismo Willy Landin) y El enfermo imaginario (estrenada en 1973 en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín, dirigida por Juan Oscar Ponferrada). Por otra parte, su producción ofrece otra vertiente, la de las comedias de ocasión, solicitadas por el rey para festejos, entre las cuales figuran El matrimonio forzado (estrenada en 1965 en la Sala Martín Coronado por la Compañía Francesa de Comedia Charon-Hirsch), El amor médico, Anfitrión y El burgués gentilhombre (estrenada en la Sala Martín Coronado en 1982, dirigida por José María Paolantonio).
Completan su legado dos farsas a la manera italiana -El médico a pesar suyo y Las picardías de Scapin (presentada por la Comédie-Française en 2000 en la Sala Martín Coronado), además de su inclasificable versión del mito de Don Juan, Don Juan o el convidado de piedra (estrenada en la Sala Martín Coronado en 1977, dirigida por Omar Grasso).
Molière murió en 1673. La Iglesia no permitió enterrarlo en suelo sagrado porque en vida no se había arrepentido del pecado de ser actor. Dos días después, de noche y sin pompas, gracias a la intermediación de su leal amigo Luis XIV, se lo enterró en el único lugar permitido: un sector destinado a los nacidos muertos en el cementerio de Saint-Joseph.
Willy Landin
Régisseur egresado del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, director de escena y escenógrafo. Inició su carrera internacional en 1993 convocado como régisseur colaborador por el Teatro comunale di Firenze. Desde esa fecha ha trabajado, entre otros, en los teatros La Fenice de Venecia (Italia), Ópera de Roma (Italia), Carlo Felice (Genova), Ópera Lille (Francia), San Carlo de Nápoles, Prinzregententheater de Munich (Alemania), Auditorium de Dijon (Francia) y Teatro Real de Madrid (España).
Para el Teatro Colón puso en escena El Castillo de Barba Azul, El barbero de Sevilla y La Bohème, además de óperas contemporáneas, mientras que para el Teatro Avenida lo hizo con Las tetas de Tiresias y Madame Butterfly. Con la actriz Anna Bonaiuto (quien participó en el film Il postino) montó Antonio y Cleopatra realizando una gira por Roma, Venecia y Florencia. Como régisseur colaborador dirigió junto a Sergio Renán Lady Macbeth de Mzensk, ópera multimedia, bajo la batuta del Mto. Rostropovitch, presentada en el Teatro Colón y en teatros de diversos países.
Colabora además asiduamente con el Teatro San Carlo de Nápoles, donde dirigió a Gérard Depardieu e Isabella Rosellini en Oedipus Rex y Persephone. Junto al Mto. Jordi Savall fue co-director de un espectáculo sobre el renacimiento español estrenado en Burgos.
En 2003 ganó el Premio de la Crítica de Chile por su producción de I Pagliacci, con Leo Nucci, para el Teatro Municipal de Santiago.
En la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín ya dirigió otra obra de Molière, en 2008, Las mujeres sabias. Y en 2009 estuvo a cargo de la dirección de La mandrágora de Maquiavelo en el Teatro Regina-Tsu.
Willy Landin es además  Director del CETC (Centro de Experimentación del Teatro Colón) desde 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada