sábado, 22 de septiembre de 2012

“CONFERENCIA SOBRE NADA” DE JOHN CAGE


TEATRO SAN MARTÍN –
TEMPORADA INTERNACIONAL

“CONFERENCIA SOBRE NADA”
 DE JOHN CAGE
POR ROBERT WILSON
(Estados Unidos)

La conferencia del gran compositor estadounidense
será leída en una performance interpretada y dirigida
por el director texano, en la Sala Martín Coronado.

El martes 25 de septiembre a las 21 se presentará en una única función, en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530), la Conferencia sobre Nada de John Cage, interpretada y dirigida por Robert Wilson (Estados Unidos). El hombre con binoculares es Tilmann Hecker, el video es de Tomek Jeziorski, la música de Arno Kraehahn, la producción técnica de Reinhard Bichsel y la dramaturgia de Stephan Buchberger. La gerente de producción artística es Johanna von Rigal.

Con la colaboración del Goethe Institut.
Es una producción de: Teatro Colón / Colón Contemporáneo y Ruhrtriennale

Esta obra se presenta en el marco del Homenaje a John Cage en el 100º  aniversario de su nacimiento, realizado por el Teatro Colón.

Platea: $100. Pullman: $70

El espectáculo se realizará con subtítulos en español.

Conferencia sobre Nada
A partir de los años ‘40, John Cage compone numerosas piezas musicales donde tiende a incluir el tiempo como un material compositivo. De esta idea también surgen sus conferencias, entre ellas la Conferencia sobre Nada, las cuales le sirven al compositor para expresar sus ideas, a manera de un manifiesto.
La Conferencia sobre Nada (1949) es un continuo de reflexiones y relatos sobre arte, música, sonido y silencio, organizado como una partitura. Estos materiales están dispuestos a lo largo de una grilla de cuatro columnas que permite una lectura musical del texto: según el autor, la Conferencia debe ser leída “con el rubato con el que hablamos cotidianamente”, de izquierda a derecha, de modo tal que todos los renglones tengan la misma duración.
Conferencia sobre Nada fue presentada por Cage por primera vez en 1950 en Nueva York y forma parte de Silence, el fundamental libro de ensayos y conferencias de editado en 1961.

Debido al singular y reconocido modo de acercamiento a textos y materiales, y a su casi ilimitada imaginación, creatividad y libertad de espíritu, podría decirse que Robert Wilson es el perfecto intérprete de Cage.
Absolutamente reconocido como régisseur y director de escena, este arquitecto neoyorkino, quizás uno de los más singulares directores de ópera, sube al escenario de manera muy ocasional y desde hace muy poco tiempo.
El público de Buenos Aires tendrá el gran privilegio de apreciar a Robert Wilson en esta performance, que se presenta en la ciudad apenas un mes después de su estreno mundial en la Trienal de Ruhr 2012 y su repetición en la Akademie der Künste (Berlín).
Las reconocibles características del estilo de Robert Wilson le darán a la Conferencia sobre Nada una relevancia que de ninguna manera pasará inadvertida ni para los amantes de John Cage, ni para los amantes del teatro.

Robert Wilson

Nacido en Texas (Estados Unidos) en 1941, Robert Wilson es un artista visual y director teatral conocido por su estilo minimalista e hipnótico, sus líneas rectas, el privilegio que le otorga a la iluminación en el escenario, los movimientos lentos de sus actores, los juegos con incompatiblidad de escalas y la larga duración de sus espectáculos. Por ejemplo, The Life and Times of Joseph Stalin fue una representación de doce horas, mientras que KA MOUNTain and GUARDenia Terrace fue representada en la cima de un monte en Irán y duró siete días.

Saltó a la fama, dentro de ciertos medios, con la obra muy extensa, pacifista, Einstein on the Beach (con música de Philip Glass) de 1976. Esta ópera experimental, minimalista, se presenta como un alegato antinuclear donde, de modo consciente, cada elemento clásico del género operístico se ve renovado y alterado. Su the CIVIL warS, escrita en colaboración con Heiner Müller, fue estrenada en 1984 en Europa también con éxito. Ha trabajado en todo el mundo: en Alemania, Francia, España, Portugal, Holanda o Noruega, siempre manteniendo sus proyectos en Nueva York.

Se destaca por sus puestas en escena de gran estatismo ligadas al teatro oriental y por su colaboración con figuras como los mencionados Philip Glass y Heiner Müller, además de David Byrne, Susan Sontag, Laurie Anderson, Lou Reed, y otros. Ha adaptado a clásicos y a escritores del siglo XX (Gertrude Stein, Bertolt Brecht, Samuel Beckett, Marguerite Duras o Umberto Eco).

Su presencia es muy fuerte en Europa, habiendo estrenado puestas en Francia, Alemania, Inglaterra y España, en cuyo Teatro Real presentó The Life and Death of Marina Abramovic en 2012, con la participación de la galardonada artista conceptual Marina Abramovic, quien le encargó representar su muerte.

Luego de haber revolucionado el mundo de la ópera con sus puestas, últimamente ha realizado la performance de sus propias obras. Su versión, protagonizada por él mismo, de La última cinta de Krapp de Samuel Beckett, fue muy aclamada.
En Buenos Aires, en el II FIBA (1999), pudo verse su espectáculo Persephone, sobre textos de Homero, Brad Gooch y Maita di Niscemi, y música de Rossini y Philip Glass.  

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada