lunes, 1 de febrero de 2016

La casa canta


 

Luego de presentarse en el marco del VI Festival Latinoamericano de poesía en el Centro, el domingo 21 de febrero se estrena

La casa canta

Con idea y dirección de la coreógrafa francesa Isabelle Paez, a partir de diferentes textos de los poetas Luis Luchi, Juano Villafañe y Carlos Aldazábal

 

“Tengo las estrellas fugaces // las rendijas en las ventanas // las cartas en los barriletes. // Tengo los ramos de flores //              según la estación // tengo mis trajes por las tintorerías // tengo mis acompañantes // según la intimidad. // Para hacerte llegar mi amor // Me quedan todavía querida // mil maneras más // que puedo volver a improvisar” Fragmento del poema “Mensajes” de Luis Luchi

 

El domingo 21 de febrero a las 20.30 hs. se estrena, luego de presentarse en el marco del VI Festival de Poesía Latinoamericano en el Centro, “La Casa Canta”, propuesta multidisciplinaria de danza, música, poesía y teatro, a partir de diversos textos de los poetas Luis Luchi, Juano Villafañe y Carlos Aldazábal. En la Sala Raúl González Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543. Tel. / Informes: 011 5077-8000.-

 

La casa canta es una nueva propuesta multidisciplinaria, interpretada por un cuarteto plástico/musical, que atraviesa mediante diversos fraseos oníricos y cuadros metafóricos, el concepto simbólico de ‘casa’. La casa del Ser, su intimidad corporal y artística,  alojada en un individuo interpelado por su afuera social, su vivencia anímica; su inclinación al amor y su  insoluble destino hacia la muerte. La casa del Hombre, su materialidad espacial y estética, alojada en los objetos constitutivos de su entorno y en su apariencia formal. Un poema orgánico y vivo; un puente intenso entre diferentes lenguajes escénicos. La voz cruda de lo real encarnada en una partitura estrafalaria, a partir de la obra de tres poetas cotidianos y coetáneos. Tres escrituras que resuenan y  se develan en el cuerpo / discurso poético.              

La Casa Canta nace a partir de la inquietud artística de la coreógrafa Isabelle Paez entorno al acontecimiento de la poesía oral desde una búsqueda multidisplinaria tanto coreográfica como escénica: la palabra, el gesto y el sonido. El material poético se articuló a partir de tres voces que acontecen al Hombre, su voz anímica, su fantasía, su ilusión, sus miserias, su inocencia y su crueldad. La ‘naturaleza muerta’ del Hombre corriente, sutilmente sencilla y cruda para Luis Luchi, sensual y terrenal para Juano Villafañe, y en un desborde existencial y metafísico para Carlos Aldazábal.

Los poemas elegidos y articulados entre los cuatro intérpretes constituyen la trama de la obra. Los movimientos y los sonidos junto con la oralidad poética construirán un solo cuerpo social. Un cuerpo hecho de los intérpretes y el público, emergiendo así el carácter vivo del estado poético. Un cuerpo metafórico /espacial de un decir poético dentro del cual fluye  y desde el cual se materializa el lenguaje.

“Recuerda que una promesa es el exceso de los juramentos // dados antes de una traición. // No te precipites, crea la escasez, la prudencia. // Vendrá solo a buscarte en una oscura noche // y te contará un cuento en el centro del monte, // en el centro de una calle o en el centro de una pista. // Siempre habrá un cuento y una ciruela en el centro // de tus piernas”. Fragmento del poema “Con el baile se aprende”, de Juano Villafañe

“He conocido al monstruo. // Era gentil, // hablaba sobre el hombre // sobre el sagaz ladrón // sobre el perverso alientos de las hadas”. Fragmento del Poema “Divergencias”, de Carlos Aldazábal

 

Ficha Técnica: Intérpretes: Jose Luis Calbiño (actuación), Isabelle Paez (danza y actuación)

Fernando Suárez (batería y actuación),  Alan Haksten  (acordeón y actuación), Dirección y Coreografía: Isabelle Paez; Asistente de Dirección: Fernando Suárez; Creación Musical: Fernando Suárez, Alan Haksten; Diseño lumínico: Horacio Novelle; Vestuario: Mariana Del Valle Zeballa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada