jueves, 9 de octubre de 2014

La muerte y la doncella

Marcela Ferradás, Horacio Peña y Carlos Santamaría
interpretan la obra de Ariel Dorfman que dirige
Javier Margulis

Se estrena en la Sala Orestes Caviglia del TNC La muerte y la doncella de Ariel Dorfman, con dirección de Javier Margulis y un elenco que componen Marcela Ferradás, Horacio Peña y Carlos Santamaría. El espectáculo, que se ofrecerá al público a partir del domingo 12 de octubre a las 21.00 horas  llega al Cervantes luego de sus presentaciones en la gira que inició en agosto pasado en el marco del Programa Cervantes Federal.


Distinguida entre otros premios con el “Lawrence Olivier” en Londres en 1991, La muerte y la doncella no sólo se ubica entre las obras chilenas más representadas en el mundo, conoció además el éxito en Broadway y fue llevada al cine por Roman Polanski.
Ariel Dorfman la escribió luego de conocerse las resoluciones de la Comisión Chilena de Verdad y Reconciliación con el objeto de esclarecer "la verdad sobre las graves violaciones a los derechos humanos” cometidas en Chile durante la dictadura pinochetista. Esta Comisión no incluyó en su investigación las torturas, las desapariciones y otras violaciones a los derechos humanos.
En este marco histórico se desarrolla La muerte y la doncella que plantea el encuentro de una víctima con el hombre que cree la ha torturado. Paulina Salas una mujer de unos 40 años, su marido el abogado Gerardo Escobar -elegido para integrar la mencionada Comisión- y el médico Roberto Miranda son los personajes que desarrollan la acción.
La puesta en escena de Javier Margulis tiene música de Adrián Odriozola, iluminación de Marco Pastorino, y vestuario y escenografía de Daniela Taiana. La asistencia de dirección es de Marcelo Mendez y la producción del TNC de Yamila Rabinovich.
La muerte y la doncella se presentará en la Sala Orestes Caviglia de jueves a sábados a las 21.30 horas y los domingos a las 21 a partir del 12 de octubre. Localidades 60 pesos. Jueves 50
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada