miércoles, 27 de abril de 2011

“¡Dolly Guzmán no está loca!”


Libro, Dirección y Actuación: Mónica Cabrera
Funciones: miércoles 21hs – sábados 20.30hs
Teatro La Carpintería – Jean Jaures 858
Localidades $60 –Desc. Estud. Y jub.440

La fantasía de la fama, de la trascendencia por el reconocimiento popular, la soledad, la despersonalización y la mirada de los otros, son cuestiones que integran el mundo de Dolly. Nuestro personaje, desde el humor y la música, pone sobre la escena estas cuestiones.

Dolly es una artista de variedades, cantante de bares y locutora nocturna de programas de tango. En su decadencia, luego de ninguna gloria anterior, finge estar muerta (historia narrada en ¡DOLLY GUZMAN NO ESTA MUERTA!)


Asistente de Dirección: Ana Bonet
Dirección de Arte: Laura Sánchez
Realización Audiovisual y Cámara: Silvana Lopa
Fotografía, postproducción y animaciones: Felicitas Bonino
Producción General: The Cabrera’s Company
Producción Ejecutiva: La Mosca Blanca Producciones
Dirección de Arte y Realización de objetos: Laura Sánchez
Asistentes de Dirección: Ana Bonet / María Clara Cianfagna
Música original: Diego Lozano / Mónica Cabrera
Escenografía: Mónica Cabrera
Obras pictóricas: Bárbara Peisajovich
Réplica de la cabeza de Dolly: Lycanthro FX
Vestuario: Patricia Terán
Diseño de iluminación y fotografía: Felicitas Bonino
Grabación, edición y masterización de sonido: Swami Estudio
Diseño Gráfico: Sergio Prota

ESTA ES LA SEGUNDA PARTE DE DOLLY.
Dolly es el personaje que atraviesa situaciones temidas, lindantes entre la realidad, lo onírico y lo policial. A través de ella, puedo discurrir sobre cuestiones sociológicas, históricas y religiosas en torno a la enfermedad mental, el temor a la sanidad y a la enfermedad, las ramificaciones entre ser el que piensa y ser el que hace, o el que observa, o el yo silencioso que realiza lo innombrable.
“¿Cuál yo soy, soy yo?” Se pregunta Dolly en una canción. Y brega durante toda la historia para recuperar su cabeza perdida, que sabe ha pasado a ser propiedad del Dr.Mnemo.
La fantasía de la fama, de la trascendencia por el reconocimiento popular, la soledad, la despersonalización y la mirada de los otros, son cuestiones que integran el mundo de Dolly. Nuestro personaje, desde el humor y la música, pone sobre la escena estas cuestiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada