miércoles, 20 de abril de 2011

“¡Dolly Guzmán no está loca!”



 
ESTRENO MIÉRCOLES 20 DE ABRIL, 21hs.

“¡Dolly Guzmán no está loca!”

Libro, Dirección y Actuación: Mónica Cabrera

Funciones: miércoles 21hs – sábados 20.30hs
Teatro La Carpintería – Jean Jaures 858


La fantasía de la fama, de la trascendencia por el reconocimiento popular, la soledad, la despersonalización y la mirada delos otros, son cuestiones que integran el mundo de Dolly. Nuestro personaje, desde el humor y la música, pone sobre la escena estas cuestiones.

Dolly es una artista de variedades, cantante de bares y locutora nocturna de programas de tango. En su decadencia, luego de ninguna gloria anterior, finge estar muerta (historia narrada en ¡DOLLY GUZMAN NO ESTA MUERTA!)
En este capítulo, el Dr.Mnemo la ha “cazado” internándola en el Manicomio del Diablo donde él reina. Dolly escapa en un sarcófago, luego de recibir un terrible tratamiento torturante.
Pero lo peor que le ha sucedido a Dolly es que el Dr. Mnemo se ha quedado con su cabeza, como prenda de pago, ya que no tiene dinero para pagar la increíble suma que pretende cobrarle por su estadía en el manicomio del Diablo. La obra social no le cubre nada de su tratamiento, sus amigos la han traicionado por un puñado de monedas, y sus vecinos tienen una horrible opinión de ella y de toda su vida. Ni siquiera su Madre, desde el más allá, la defiende. El maléfico Dr.Mnemo le ha secuestrado a su perrito, así es que está sola en el mundo, y sin su cabeza.
Escapa y atraviesa terribles circunstancias, huyendo del Dr. Mnemo, que la persigue por medios aéreos, tecnológicos y virtuales.
Creyendo que será homenajeada, se presenta en un programa de televisión, pero cae en una trampa sensacionalista; la intención es humillarla y revelar terribles secretos de su cautiverio-internación. Y una desalmada movilera la acorrala con preguntas inconvenientes.
Tampoco en los piringundines donde trabajaba en la noche porteña (“El Bataclán”) logra encontrar un respiro a su huída. Con su revólver consigue poner freno a sus perseguidores.
Finalmente enfrenta al Dr.Mnemo en un interrogatorio enloquecedor, pero ¿podrá Dolly vencer al Dr.Mnemo? ¿Logrará reunirse con su cabeza? ¿Se recuperará de tan terribles acontecimientos?


Asistente de Dirección: Ana Bonet
Dirección de Arte: Laura Sánchez
Realización Audiovisual y Cámara: Silvana Lopa
Fotografía, postproducción y animaciones: Felicitas Bonino

Producción General: The Cabrera’s Company
Producción Ejecutiva: La Mosca Blanca Producciones


Dirección de Arte y Realización de objetos: Laura Sánchez
Asistentes de Dirección: Ana Bonet / María Clara Cianfagna
Música original: Diego Lozano / Mónica Cabrera
Escenografía: Mónica Cabrera
Obras pictóricas: Bárbara Peisajovich
Réplica de la cabeza de Dolly: Lycanthro FX
Vestuario: Patricia Terán
Diseño de iluminación y fotografía: Felicitas Bonino
Grabación, edición y masterización de sonido: Swami Estudio
Diseño Gráfico: Sergio Prota


ESTA ES LA SEGUNDA PARTE DE DOLLY.
Dolly es el personaje que atraviesa situaciones temidas, lindantes entre la realidad, lo onírico y lo policial. A través de ella, puedo discurrir sobre cuestiones sociológicas, históricas y religiosas en torno a la enfermedad mental, el temor a la sanidad y a la enfermedad, las ramificaciones entre ser el que piensa y ser el que hace, o el que observa, o el yo silencioso que realiza lo innombrable.
“¿Cuál yo soy, soy yo?” Se pregunta Dolly en una canción. Y brega durante toda la historia para recuperar su cabeza perdida, que sabe ha pasado a ser propiedad del Dr.Mnemo.
La fantasía de la fama, de la trascendencia por el reconocimiento popular, la soledad, la despersonalización y la mirada de los otros, son cuestiones que integran el mundo de Dolly. Nuestro personaje, desde el humor y la música, pone sobre la escena estas cuestiones.


QUE SE VERA EN ESCENA:
La puesta es la hibridación de un sistema visual mecánico, videos y audios que se vinculan con la actriz permanentemente. Su mundo onírico está presente en esos medios audiovisuales. No se define si esto es la fantasía o la realidad. Todo el recorrido de Dolly, de una noche con su día, se produce entre varias obras pictóricas originales presentes en escena, que Dolly despliega, transporta, expone y oculta a lo largo de su derrotero.
De esta idea resulta una actriz presente, perteneciente al mundo real, confabulada, conectada e interrumpida por fantasmas que cree verdaderos, y que en el decurso de la narración se revelan como irreales.


A QUIEN LE ESTAMOS HABLANDO.
Nuestro equipo de trabajo (ANA BONET, producción, LAURA SANCHEZ, arte y objetos, PATRICIA TERAN, vestuario, DIEGO LOZANO, música y sonido, FELICITAS BONINO, iluminación, BARBARA PEISAJOVICH, pinturas, GLORIA CINGOLANI, asistencia de producción, SERGIO PROTTA, diseño gráfico, MARIA CLARA CIANFAGNA, asistencia de dirección, SILVANA LOPA, realización audiovisual) trabaja desde hace muchos años intentando producir una obra que acerque al espectador los temas que nos inquietan, los temas que trata el teatro siempre; el sentido de la vida, la muerte, la locura, la mirada de los otros, la alegría, la amistad, el amor, los miedos y más.
El humor me ha servido siempre para sobrevivir, y para comunicarme.
Este espectáculo es el deseo de compartir, otra vez, aquello que me inquieta, con todo el mundo, sin alejar a desprevenidos,  sin aburrir a los más despabilados.
El sueño de comunicar de manera que “apto para todo público” signifique  que no hay que saber de teatro para disfrutar de la obra, y no hay que bastardear al espectador para reírnos durante una hora y media.


MONICA CABRERA
Idea, dirección e interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada