lunes, 18 de abril de 2016

PADRE CARLOS, EL REY PESCADOR

 
 
“Ahora, más que nunca, tenemos que estar todos juntos”. Carlos Mugica.
 
Una visión sobre la vida del Padre Carlos Mugica
 Libro de Cristina Escofet
Con Pablo Razuk
Dirección: José María Paolantonio
 
Ganadora Premio Luisa Vehíl a mejor actor.
Nominada a los premios Florencio Sánchez 2014 como mejor autor nacional.
Nominada a los premios Trinidad Guevara 2014 como mejor autora nacional.
Nominada a los premios ACE mejor actor.
 Mención Especial Honorable Cámara de Diputados Provincia de Bs. As.
 
Tras su gira por París (UNESCO), Roma y el Vaticano y con muy buenas críticas vuelve, en su tercera temporada, la obra “Padre Carlos, El rey pescador” de Cristina Escofet protagonizada por Pablo Razuk. Con Sol Ajuria (Canto), Miguel Gómiz (músico en vivo) y dirección general de José María Paolantonio.
Desde el 14 de abril, todos los jueves, 20:30 hs, podrá verse en el Chacarerean Teatre, Nicaragua 5565. 

Ficha Artística:
Elenco: Pablo Razuk
Músicos en escena: Sol Ajuria y Miguel Gómiz
Música: Sergio Alem y Raúl Oliveira
Vestuario y escenografía: Alejandro Mateo
Iluminación: David Seldes
Producción: Aldana Aprile
 
Dirección: José María Paolantonio

AGENDA:
 
Funciones: jueves, 20:30 hs.
Teatro: Chacarerean Teatre (Nicaragua 5565, Palermo)
Entradas: $180. Descuento a estudiantes y jubilados.
Reservas: 4775 9010



Sinopsis:
El Padre Carlos, herido, comienza a contar su historia desde la narración de su última misa,  donde fue ametrallado. Mientras revive esa última escena, irá recorriendo instantes de su memoria: su infancia de chico acomodado, su pasión por el fútbol, su elección de ser cura, los días del primer peronismo, sus convicciones dentro del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, sus contradicciones entre ser cura y ser hombre, los diálogos con el líder, el amor por Lucía, su temor a ser expulsado de la Iglesia, su clara opción por la misión social, su polémica con la lucha armada y finalmente, encarnado en la figura del mítico rey pescador, confiesa que no ha muerto, sino que está entre nosotros y que su herida no sanará hasta que no alcance a comprender por quién resucitó el Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada