jueves, 11 de octubre de 2012

Sol de noche, de Cristina Escofet

TEATRO NACIONAL CERVANTES


anuncia




Sol de noche, de Cristina Escofet
y los sutiles mundos femeninos

Ingrid Pelicori y Rita Terranova encabezan el
elenco que dirige Francisco Javier



El viernes 12 de octubre a las 19.00 horas se estrena en la Sala Luisa Vehil del Teatro Nacional Cervantes Sol de noche, de Cristina Escofet, con dirección de Francisco Javier y un elenco que integran Ingrid Pelicori, Rita Terranova, Pablo Arias y Emma Ledo. El espectáculotiene diseño de sonido de Federico Mizrahi, de iluminación de Fernando Díaz y de vestuario y escenografía de Carlos Di Pasquo. La asistencia de dirección es de Marcelo Mendez y la producción del TNC de Lucero Margulis.
Es ésta, como lo cuenta su autora, una obra de realismo mágico, inspirada en el universo de las islas del Delta. “Si usted nació o vivió en un pueblo -escribió Escofet como introducción a su texto- sabe de qué hablo cuando digo: Horizonte fantástico. Aburrimiento excitante. Los pueblos son exactamente esos lugares donde lo imposible sucede siempre. Donde el tiempo del presente no alcanza a conjugar el pasado del recuerdo. Fina y Feli, bien hubieran podido ser mis tías. O quizás sí lo fueron. Porque hubo en mi infancia mujeres que se les parecieron…”, Cristina Escofet presenta así a sus personajes y agrega: “Se me presentaron instaladas claramente en una antigua casa de río… en ese tiempo detenido y eterno de los años 50…”. Un río muy familiar para Escofet que nació enel pueblo pampeano de Caleufú (“otro río” en lenguaje mapuche) y vivió los años de su infancia enSan Pedro junto al Paraná y después en una casa, “Caleufú”, en el Delta. Los mundos femeninos están presentes en las obras de esta mujer que además de escritora, dramaturga y guionista es una gran investigadora en temas de género.


Para Francisco Javier, que a sus 89 años se muestra con un juvenil entusiasmo dirigiendo Sol de noche, es éste un texto de corte chejoviano y es por eso que trabajó junto a Escofet para insertar entre los cuadros de la obra una escena de El jardín de los cerezos. “Es una brevísima situación dramática -cuenta Javier- que se pierde en la totalidad de la obra de Chèjov, nadie parece recordarla pero gravitó siempre en mi vida de hombre de teatro como un rasgo de la genialidad delescritor y siempre me propuse decirlo en un espectáculo”.

Viernes y sábados a las 19.00 y los  domingos a las 18.30 horas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada